¿Qué son las pantallas OLED y que características tienen?

¿Qué son las pantallas oled?. Ventajas y desventajas de la tecnologia oled

La tecnología es cambiante y avanza de manera muy rápida. En los últimos años se han venido evidenciando progresos en la tecnología de los diferentes tipos de pantallas conllevando que unos sean más adecuados que otros en función del uso que le queramos dar a las mismas.

 

En este artículo queremos revisar las principales diferencias entre la tecnología LCD retroiluminada por LED, la tecnología QLED y la tecnología OLED fundamentalmente.

 

 ¿Qué es el OLED?

OLED son las siglas de Organic Light Emiting Diode. Es un tipo de tecnología en el que los diodos LED existentes en las pantallas generan su propia luz. Esto permite que pueda llegar a controlarse el brillo de las mismas píxel a píxel y que las pantallas puedan ser más estrechas.

 

Se diferencian de las pantallas LCD retroiluminadas por LED en las que existen una capa de diodos LED emisores de luz que iluminan desde atrás la capa de píxeles de color. Actualmente las pantallas LCD están todas por lo general retroiluminadas por LED optimizando así el gasto energético. En ellas serán los píxeles los que se encargarán de modificar esa fuente de luz para que varíe en función de los diferentes colores a emitir.

 

Las pantallas OLED también se diferencian de las pantallas QLED (de Quantum Light Emiting Diode) en las que una capa de nanocristales de quantum es la encargada de transmitir la luminosidad a los píxeles de color de la capa LCD. Es por tanto una evolución de las pantallas LED habituales.

 

En definitiva, la tecnología OLED es una tecnología de gran calidad que a diferencia de la tecnología LCD pasada o de la tecnología LED no necesita una fuente de retroiluminación del panel de píxeles si no que los propios diodos emiten luz por sí mismos. Cada píxel se ilumina por separado.

 

Ventajas de las pantallas OLED

Esta diferencia en la iluminación permite a las pantallas OLED ser posiblemente las pantallas de mayor calidad en el mercado. Para afirmar esto nos basamos en detalles como el color, el contraste y el brillo de las mismas.

 

Menor consumo y grosor de los paneles. ¿Las pantallas del futuro?

La propia tecnología de las pantallas OLED les permite ser mucho más delgadas como se ha comentado anteriormente y dotarlas incluso de una cierta flexibilidad. Ello nos hace pensar que las pantallas del futuro se corresponderán en su mayoría con esta tecnología o nuevas variantes  (AMOLED, MICROLED, NANO CELL).

 

Al carecer de retroiluminación LED aparte, a diferencia de los QLED, requieren hasta un 40% menos de gasto energético para medidas de pantalla similares siendo,  por lo tanto más eficientes en este aspecto.

 

Mejor visión bajo ambientes iluminados y negros puros

Los paneles OLED son los que nos pueden ofrecer negros puros. Ello se debe a la posibilidad de controlar su propia iluminación píxel a píxel y no en base a una estimulación por retroiluminación.

 

Esta posibilidad influye directamente en el contraste que ofrece la pantalla. El contraste hace referencia a la diferencia entre puntos más oscuros y más claros de una imagen emitida en una pantalla. Ambos aspectos se consiguen de forma mucho más clara con las pantallas OLED.

 

No ocurre lo mismo no obstante en cuanto al brillo. Como hemos comentado las pantallas QLED tienen una fuente de retroiluminación al igual que las pantallas LED que les otorga una mayor potencia lumínica que las pantallas OLED, que se limitan a luz generada por el diodo emisor incluido en los propios píxeles que conforman la pantalla.

 

Pero esa potencia lumínica puede también convertirse en una desventaja para las pantallas QLED ya que puede conllevar a una sobresaturación de los colores, haciendo que estos pierdan una cierta naturalidad.

 

Color en pantallas OLED

Respecto al color tanto la tecnología QLED como la OLED se pueden catalogar de extraordinarias. No obstante se podría decir que la combinación de un brillo más elevado junto con la amplia gama de colores otorgan a las pantallas QLED una cierta ventaja en este aspecto.

 

El color en los OLED es excepcional de igual manera pero podría llegar a percibirse la menor intensidad lumínica en los colores brillantes que ofrecen al no estar dotados de retroiluminación LED.

 

Mejores ángulos de visión

Las pantallas OLED al estar dotadas de píxeles que emiten luz de manera independiente ofrecen ángulos de visión más óptimos, ya que la luz se emite en todas las direcciones. La visibilidad será casi perfecta desde cualquier ángulo.

 

Más adelante hablaremos de las diferencias en los paneles provistos de capa de cristal líquido (LED y QLED) y su diferente tecnología IPS o VA principalmente y que afecta de forma clara a los ángulos óptimos de visión y cuál es su importancia en la cartelería digital o digital signage.

 

Tiempo de respuesta

El tiempo de respuesta es el tiempo que cada led de manera individual tarda en pasar de encendido a apagado.

 

Otro concepto es  el denominado Input Lag, que es el tiempo que transcurre desde que una imagen se genera en un dispositivo hasta que aparece en la pantalla (útil para consolas por ejemplo).

 

En ambos conceptos las pantallas OLED ofrecen mejores prestaciones al conseguirse tiempos inferiores.

 

Comodidad para la vista

Las pantallas OLED ofrecen unas emisiones de luz azul inferiores a las pantallas con placas LCD como las QLED, al tener estas últimas retroiluminación LED. Esto se traduce en una mayor comodidad y sensación visual subjetiva.

 

 

Desventajas de los oled

En este contexto, ¿qué desventajas tienen las pantallas con tecnología OLED? En general podríamos decir pantallas con tecnología como las QLED ofrecen un  volumen mayor de color y con una menor saturación. Todo apunta a que las pantallas QLED reproducen el 100% del volumen de color, todo el espectro disponible. Esto conlleva que podamos apreciar una mayor variedad de colores, lo que junto al hecho de que se puede controlar la luz entrante a cada píxel, permite que la saturación también sea mejor controlable.

 

Como hemos comentado anteriormente los niveles de brillo más altos también parecen una ventaja de pantallas con tecnologías basadas en LED con cristal líquido. Los nuevos QLED de proporcionan cifras de hasta 4.000 nits, un nivel de brillo por encima de los aproximadamente 1.000 nits que acostumbran a ofrecer los paneles OLED. Este extra de brillo de los QLED permite obtener imágenes más luminosas, ideales cuando la pantalla está expuesta a una intensidad solar elevada.

 

¿Qué opción utilizar para Digital Signage o Cartelería Digital?

En el momento de plantearnos escoger la mejor opción de tecnología de pantalla para nuestra comunicación en displays de cartelería digital deberemos tener en cuenta diferentes aspectos tales como la calidad de la imagen y visibilidad pero sin perder de vista la relación coste-beneficio de la opción escogida.

 

Como hemos visto las pantallas con tecnología OLED son una excelente opción por prestaciones pero para  cartelería digital posiblemente no se trate de la mejor opción. Esto se justifica en aspectos como la baja intensidad lumínica que no sería recomendable para una pantalla en escaparate con exposición solar directa o intensa. Y también se justifica en el precio. Las pantallas con tecnología OLED a pesar de ser ligeramente más económicas que las QLED suponen una inversión superior a las pantallas con tecnología LED clásicas (LCD retroiluminadas por LED).

 

 

Lo mismo ocurre con las pantallas QLED que a pesar de no tener el hándicap de la luminosidad, recordemos que pueden llegar a los 4000 nits) suponen una inversión que muchas personas no verían justificada para un proyecto de cartelería digital.

 

Ambas opciones pueden plantearse para comunicación en interior pero igualmente tendrán un precio superior a las pantallas LED tradicionales.

 

Desde Gimage estamos en condiciones de afirmar que para reunir condiciones de luminosidad, visión desde todos los ángulos, calidad de imagen, color y contraste en proyectos de cartelería digital, las pantallas de tecnología LED son las que ofrecen una relación calidad-precio superior y por eso es nuestra recomendación de forma clara.

 

Pantallas LCD de exterior e interior

 

No todas las pantallas LCD con retroiluminación LED son iguales (y esto aplica a las pantallas QLED de igual manera). Existen a priori 2 grandes grupos en función del comportamiento de los cristales en la placa de cristal líquido.

 

Por un lado tenemos los paneles IPS, en ellos los cristales líquidos del panel, están alineados de manera horizontal (In-Plane Switching). Estos cristales, están paralelos a los sustratos de vidrio permitiendo cambiar la orientación mediante una rotación de las moléculas de cristal líquido en el mismo plano. Esto se traduce en que los ángulos de visión son muy amplios. La pantalla se vera perfectamente desde los laterales manteniendo el contraste y el color.

 

En los paneles IPS los ángulos de visión sin pérdida de calidad llegan hasta los 178º y esto es fundamental en la comunicación en escaparate donde queremos atraer la atención de los transeúntes que circulan en las diferentes direcciones.

 

Por otro lado tenemos los paneles VA. Estos  tienen una alineación de los cristales líquidos en plano vertical al sustrato de vidrio y que se inclinan cuando se aplica un voltaje para dejar pasar la luz. Esto permite a los paneles LED con esta tecnología disponer de contrastes más altos que los de tecnología IPS, con negros más profundos. Eso es un punto a favor de esta tecnología pero en contra tienen los ángulos de visión que suelen ser muy reducidos. A partir de los 40º ya se produce un deterioro en la percepción de contraste y color.

 

De lo anterior se extrae que el uso que se le quiera dar a una pantalla es crucial para determinar que tecnología elegir. Cada tecnología ofrece una serie de ventajas y desventajas.

 

Los paneles VA son más recomendados para ver cine en ubicaciones que queden bastante de  forma frontal a la pantalla. Nos dan los valores más altos de contraste y permite ver mejor los detalles en las partes oscuras de la imagen.

 

Los paneles IPS por su parte, son la mejor opción, si la ubicación desde donde se va a visualizar la pantalla no es totalmente frontal. Los colores y contraste se mantienen con menos variación cuando se ve desde los lados.

 

Esto es lo que nos decanta desde Gimage a instalar pantallas con tecnología IPS en nuestros proyectos de cartelería digital. Calidad demostrada, ángulos de visión óptimos para comunicación en escaparates y luminosidad elevada gracias a la retroiluminación LED. Todo ello con una relación a su coste óptima.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Artículos relacionados